Ciudades, regiones y entorno construido

Ciudades y gobiernos en la carrera Race to Zero

11.11.2021 | COP26

Durante el 11 de noviembre, se abordó el papel de las ciudades y regiones en la habilitación de políticas y el impulso de la demanda para descarbonizar el entorno construido.


Las ciudades consumen el 78% de la energía del mundo y producen más del 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero, pero representan menos del 2% de la superficie de la Tierra, según ONU Hábitat. Tanto el cambio climático como la contaminación del aire se ven agravados por la quema de combustibles fósiles.

En el inicio de la COP, la iniciativa C40 Cities Climate Leadership, -una red de alcaldes de casi 100 ciudades líderes en el mundo-, detalló que 1.049 ciudades y gobiernos locales son parte de Race to Zero, representando a 722 millones de personas. Esto tiene el potencial de reducir las emisiones globales en al menos 1,4 gigatoneladas por año para 2030.

Entre ellas, 593 ciudades se han comprometido a cambiar hacia sistemas de energía resilientes y sostenibles, 501 están trabajando para construir edificios sin carbono y 415 apuntan a cambiar a cero residuos. 222 se han comprometido a desinvertir en combustibles fósiles.

Por otro lado, 68 gobiernos estatales, regionales y municipales se han adherido a una serie de ambiciosas acciones sectoriales para acelerar el progreso climático para 2030, que incluyen transporte limpio, medio ambiente construido, energía, soluciones basadas en la naturaleza, residuos, agricultura, justicia ambiental e inter –cooperación gubernamentales y planificación.

Mientras tanto, 33 ciudades y más de 76 gobiernos regionales, incluido Maharashtra, el Estado más grande de India por PIB con una población de más de 124 millones, ahora se han comprometido a ayudar a desarrollar la resiliencia dentro de la década como miembros de la campañar Race to Resilience.

Entre los anuncios del día, se presentó el Programa de Acción por el Clima Urbano, que contará con £ 27.5 millones. Este programa brindará asistencia técnica -a al menos- 15 alcaldes que dirigen megaciudades en países en desarrollo; les ayudará a dar forma y cumplir con los objetivos netos cero y desarrollar la resiliencia.

Contará con el apoyo de C40 y una instalación conjunta entre el Reino Unido y Alemania para desarrollar proyectos de infraestructura urbana con bajas emisiones de carbono y resiliencia climática.

El nuevo presidente del C40, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, se ha comprometido a alinear el presupuesto y la dotación de personal del grupo con los esfuerzos para abordar la contaminación del aire y reducir las emisiones en las ciudades de los países en desarrollo. Dos tercios del presupuesto de C40 ahora apoyarán la acción climática y los esfuerzos de recuperación ecológica en ciudades del mundo en desarrollo que se encuentran en la primera línea del cambio climático.

Las ciudades seleccionadas, en Asia, América Latina y África subsahariana, recibirán ayuda para implementar las prioridades locales, incluso mediante la ordenación de los presupuestos locales y los recursos de personal y la preparación para los proyectos.

Asimismo, San Francisco, Los Ángeles, Ciudad de México, Oslo y Budapest se comprometen a reducir al menos a la mitad las emisiones de la construcción inicial de edificios para 2030 en virtud de la Declaración de Construcción Limpia. Y Beijing y Qingdao se han unido a 38 ciudades C40 en el programa de construcción limpia, asociándose formalmente con ciudades pares para acelerar la transición a edificios e infraestructura eficientes en recursos netos cero del futuro.

En segundo lugar, la coalición Under2 Coalition, la red más grande de estados y regiones comprometidos con la reducción de emisiones, dio un paso importante el mes pasado al elevar sus criterios para alinearse con la meta del calentamiento de 1,5 ° C. De esta manera, 260 gobiernos, que representan la mitad de la economía mundial, se ponen en línea con el logro de cero neto para 2050, como una coalición.

Por último, también se incluyó el compromiso de Edificios con Cero Carbono Neto. En este eje, las 42 empresas suscritas al compromiso están impulsando sus esfuerzos para abordar las emisiones desde la construcción inicial, así como también para reducir las emisiones operativas a cero neto para 2030. El compromiso ahora requiere que los edificios existentes: 1) reduzcan su consumo de energía y eliminen emisiones de energía y refrigerantes y 2) construir nuevos desarrollos y renovaciones para ser altamente eficientes y con energía renovable, con un mínimo de carbono incorporado y compensación por todas las emisiones iniciales residuales.

Con respecto a los fondos, $1.2 billones en activos inmobiliarios bajo administración están comprometidos a reducir a la mitad las emisiones para 2030, junto con el 20% de los arquitectos e ingenieros, avanzando hacia el cero neto antes de 2050.  Esto es clave, ya que el entorno construido representa casi el 40% de las emisiones globales.

Añadir nuevo comentario