El avance de las ciudades y los municipios en Race to Zero

25.10.2021 | COP26

Las ciudades y municipios tienen un rol clave frente al cambio climático. Además, más de la mitad de la población mundial vive en ciudades y probablemente esta cifra aumente a más de dos terceras partes para 2030 y para el 2050, el 70% de la población mundial vivirá en ellas.

Periodista: Desiré Salvador


Las ciudades consumen una gran parte del suministro energético mundial y son responsables de aproximadamente el 70% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. También, los niveles más altos de dióxido de carbono fueron ocasionados por la quema de combustibles fósiles para la producción de energía.

Así, la enorme huella de carbono creada por las ciudades es el resultado de una mala planificación y diseño. La rápida creación de barrios y suburbios, con bajo nivel de acceso al transporte público, produce un aumento de vehículos y sus correspondientes quemas de combustibles fósiles. 

Por lo tanto, las ciudades se han convertido en una de las principales causas del cambio climático, pero también son las más afectadas. Específicamente, América Latina y el Caribe es una de las regiones que más se verá afectada por el cambio climático, incluyendo la subida del nivel del mar o el aumento de eventos climáticos extremos como olas de calor, incendios, sequías, lluvias y huracanes.

Asimismo, Latinoamérica es de las regiones más urbanizadas del mundo. Esto significa mayores presiones sobre los sistemas de transporte y servicios básicos.

Por otro lado, las ciudades pueden aportar a cumplir los compromisos de los gobiernos nacionales de reducción de emisiones y descarbonización para mediados de siglo. La Campaña Race to Zero, que impulsan los “Champions Climáticos de Alto Nivel” de la ONU para el Reino Unido y Chile, las involucra junto a otros actores no estatales, en soluciones climáticas y de recuperación resiliente y sin emisiones de carbono. 

En el último año, se registró un aumento significativo en los objetivos netos subnacionales y corporativos, casi duplicándose desde fines de 2019 hasta fines de 2020 con 826 ciudades y 103 regiones (que representan aproximadamente el 11% de la población mundial) proponiendo soluciones concretas para construir ciudades resilientes al cambio climático. Estos datos provenientes del Portal de Acción Climática Global -una plataforma online donde los actores gubernamentales y no gubernamentales de todo el mundo pueden mostrar sus compromisos sobre su accionar frente al cambio climático- demuestra que no solo los gobiernos nacionales deben actuar con rapidez sino también las ciudades las que tienen que dar respuesta a estos desafíos. A noviembre de 2020, el Portal registró 27.174 acciones climáticas, de las cuales 10.691 son propuestas promovidas por ciudades. 

Aunque la distribución regional de las promesas de contribuciones netas cero a nivel subnacional es diversa, en América Latina se encuentran participando 209 ciudades y cinco regiones, que abarcan 81 millones de personas.

En este camino, existen varias iniciativas que trabajan para promover acciones frente al cambio climático y transicionar hacia una economía baja en carbono con municipios y ciudades.  A continuación, describimos algunas de las más activas y comprometidas con Race to Zero. 

Ciudades Capital de las Américas frente al Cambio Climático 

La red “Ciudades Capital de las Américas frente al Cambio Climático” (CC35) está trabajando con el apoyo de CEPAL para realizar planes de acción climática en las ciudades de forma que tengan un plan de acción y que la visión a futuro incluya los riesgos climáticos; cómo se deben abordar estos riesgos, cómo cambiará a futuro la forma del uso de suelo, y cómo debe ser planificada en la ciudad en base a estos temas.   

Además, trabajan con los municipios para generar compromisos de descarbonización y lograr la carbono neutralidad a 2050. “Buscamos que tengan un compromiso desde los alcaldes hacia abajo, para que las ciudades tengan una visión frente al cambio climático con planes y proyectos claros que sean realizables y financiables.”, destaca Verónica Arias, directora ejecutiva de CC35. 

Asimismo, CC35 apoya la creación del fondo subnacional para regiones y municipios, un modelo innovador que une al sector público y al privado y que provee financiamiento a gobiernos locales y regionales para invertir en infraestructura de mitigación y adaptación al cambio climático. 

Por otro lado, las ciudades de Latinoamérica han estado relegadas en las negociaciones internacionales, por ejemplo en la Conferencia de Cambio Climático de la ONU o COP26 que se realizará en noviembre en Escocia. La CC35 busca cambiar este escenario: “Colaboramos para que los alcaldes y personas influyentes transmitan la posición de Latinoamérica, que es una región vulnerable, pero también puede contribuir. Por otro lado, que no se impongan agendas de países desarrollados, que tienen una situación totalmente diferente a la de la región”.

Otra iniciativa vinculada a la campaña Race to Zero, es Alcaldes por el Clima. Bajo esta iniciativa –que es una aceleradora de Race to Zero- realizaron por primera vez -y a nivel mundial- un modelo exitoso de colaboración multinivel entre el gobierno de la República Dominicana y la liga municipal, generando, al mismo tiempo, que los 158 municipios de ese país se comprometieran a alcanzar la carbono neutralidad para 2050.

Con respecto al interés en el tema, Arias indica que las ciudades más chicas todavía no lo tienen en el radar lo que pasa a nivel global, pero que las ciudades capitales son aptas para este trabajo. De todas maneras, “el modelo de República Dominicana es el que se quiere trabajar en cada uno de los países”, asegura Arias y el mismo se presentará en la COP26.

En cuanto a los desafíos, detalla que el primero es el desconocimiento de cómo hacerlo, para ello es necesario la asistencia técnica; otro desafío es el financiamiento para acelerar estos proyectos; y la descarbonizacion, donde hay diferentes áreas para abordarlo.

Para finalizar, sobre los principales temas de la COP, indica que estará presente el financiamiento, cómo se hará y dirigirá. También mayor claridad en la regulación de los bonos verdes; y será importante abordar las soluciones basadas en la naturaleza.

“El 3% del financiamiento climático está destinado a adaptación, y de ello solamente el 1,5% es para soluciones basadas en la naturaleza.”, resalta Arias.

ICLEI-Gobiernos Locales por la Sostenibilidad

ICLEI- Gobiernos Locales por la Sustentabilidad es una organización que tiene más de 30 años de existencia a nivel global. Es una red temática especializada que surgió a raíz de los compromisos internacionales, asumiendo la responsabilidad de articular las posiciones de los gobiernos locales y regionales ante las cuestiones vinculadas al desarrollo urbano sostenible y al cambio climático. 

La sede a nivel global está en Bonn (Alemania) y la sede de América del Sur está en Sao Paulo. Mientras que, ICLEI Argentina funciona desde el año pasado.

Actualmente, están teniendo acciones de mayor presencia en América Latina porque notan la necesidad de la territorialización de la agenda climática, acorde a los contextos locales y regionales. Así, trabajan en la capacitación de recursos humanos y en la implementación de pautas de trabajo acordes a estándares globales para que haya comparabilidad de la acción, coherencia, sostenibilidad y compromiso; establecen mecanismos de reporte y comparten experiencias dentro de las ciudades de la red.

“Buscamos dejar capacidades instaladas en los gobiernos locales, para que puedan monitorear, reportar, comprometerse de una manera constructiva y coherente con la acción climática.”, informa María Julia Reyna, Directora Ejecutiva de ICLEI- Gobiernos Locales por la Sustentabilidad en Argentina.

A nivel país, el tema forma parte de las agendas. Además, según en palabra de la directora, en este momento post covid, hay un grado mayor de conciencia sobre la relevancia de cuidar el planeta; cuidar cómo se desarrollan nuestras ciudades, regiones y las dimensiones que hacen a la sostenibilidad y a la calidad de vida de los seres humanos.

En esté sentido, expresó: “Nosotros ayudamos en este camino, a través de la experiencia de trabajo; aportando iniciativas innovadoras y proyectos de políticas que impulsamos junto a los gobiernos locales; promovemos acciones de cocreación y a partir de esa experiencia -que tiene su foco en los temas de sostenibilidad- buscamos crear regulaciones que permitan alinear la planificación con la implementación real de la política pública”.

Con respecto a las expectativas frente a la COP, desde ICLEI están acompañando a la presidencia británica en sus cuatro temas: asegurar el cero neto global para 2050, manteniendo la temperatura global en 1.5°; adaptación para proteger las comunidades y hábitat naturales; movilizar las finanzas y trabajar de manera conjunta para cumplirlo. 

“Entonces, todo lo vinculado con la acción y la gobernanza climática, el financiamiento climático y el mercado de carbono son dos temas centrales que abre la COP, en los cuales ICLEI tendrá un posicionamiento y una voz muy activa para elevar la ambición y el compromiso.”, afirma Reyna.

Con respecto a la financiación, llevarán una iniciativa conjunta con los gobiernos y las redes, porque es fundamental la territorialización de estos compromisos pasan por las ciudades y las regiones, es donde se localizan las fábricas, donde impacta el transporte público, donde las acciones de última milla tienen una incidencia en la calidad del aire, de la salud, de los modos de circulación en las ciudades.

Asimismo, agregó: “Tanto mercado de carbono como financiamiento de la acción climática son dos temas ineludibles que deben formar parte de la agenda de discusión de la COP, y allí las voces de los gobiernos locales y regionales estarán colocando con firmeza estos temas en las agendas de los gobiernos nacionales”.

Sobre la campaña Race to Zero, a pedido de la embajada de Reino Unido desarrollaron una acción de formación y capacitación técnica. Con el objetivo de poder resituar los compromisos de las ciudades en relación a la carrera Race to Zero, ya que se está convocando a mil ciudades que tomen el liderazgo. En esté contexto, los municipios y las provincias argentinas están jugando un rol protagónico en ese compromiso.

Por lo tanto, a través de esta convocatoria, buscan fortalecer el rol estratégico que tienen los gobiernos locales y regionales en relación al cambio climático.

Con respecto a las acciones destacadas, comenta una experiencia en materia de proyectos que se llama “100% Energías Renovables: Hoja de Ruta de Ciudades y Regiones”. “En ella, estamos planificando la carbono neutralidad al 2050 con tres ciudades de Argentina: Avellaneda, La Plata y Rosario. Así, hemos definido los escenarios posibles de manera colaborativa, constituimos grupos de trabajo locales, que tiene esta multiplicidad de miradas entre pública, privada y académica”, detalla Reyna.

Las ciudades que participan en el proyecto desarrollarán sus planes de acción y recibirán apoyo para encontrar líneas de financiamiento para sus proyectos piloto, con el objetivo de que el suministro de energía de la ciudad sea suministrado por energías renovables, es decir, todas las necesidades de energía para electricidad, calefacción, refrigeración y el transporte deben provenir de fuentes renovables.

Otro proyecto es “EcoLogistics: Transporte de carga bajo en carbono para ciudades sustentables”, donde incorporaron la planificación en materia de logística y de transporte no motorizado y de transporte de última milla. "En este proyecto, hemos trabajado con las ciudades de Santa Fe, Córdoba y Rosario. Hemos presentado un conjunto de siete grandes líneas de recomendaciones, desde la institucionalización hasta el financiamiento para lograr las renovaciones de flota. Es un tema que adquiere una enorme relevancia en las agendas, como también lo son la eficiencia energética y el cuidado de la biodiversidad.", informa la directora.

 

Añadir nuevo comentario