"El sector financiero tiene un rol crucial en la lucha contra el cambio climático"

27.09.2021 | COP26

Carolina Yazmín López García, Representante de UNEP FI en Chile y Coordinadora a nivel mundial de Capacitaciones de UNEP FI, detalla el trabajo que vienen realizando previo a la COP26 y sus expectativas. 


Uno delos principales desafíos para la transición climática es la financiación. Un tema clave, que será eje de la próxima COP26, a realizarse en Glasgow. Para comprender la importancia del sector financiero y sus expectativas, dialogamos con Carolina Yazmín López García, Representante de UNEP FI en Chile y Coordinadora a nivel mundial de Capacitaciones de UNEP FI.

El sector financiero privado ha cobrado un rol protagónico en las últimas Conferencias de Cambio Climático o COP, ¿cuál es su expectativa para este año?

Se han identificado cuatro objetivos clave para la COP 26 que tendrá lugar en Glasgow en noviembre de este año:

  • Asegurar el Cero Neto (Net Zero) global para mediados de siglo y evitar que la temperatura promedio global no tenga incrementos mayores a los 1,5°C, respecto a la era pre-industrial.
  • Adaptarse para proteger comunidades y hábitats naturales.
  • Movilizar el financiamiento.
  • Trabajar colaborativamente.

Se necesitan billones de USD de los sectores público y privado para asegurar el objetivo de cero emisiones netas de carbono a escala global, es decir, para alcanzar un estado en el que la emisión de gases de efecto invernadero provocados por la acción humana sea equilibrada por la capacidad de absorción de gases de efecto invernadero de los bosques y algunas tecnologías de captura de carbono.

Actualmente, está ampliamente asumido que para limitar el aumento de la temperatura global en 1,5°C respecto a la era pre-industrial, toda la economía tiene que llevar a cabo una transición. Eso significa que la industria financiera (bancos, inversionistas y aseguradoras) tiene que cambiar la forma en la que opera. No solo debemos tener en cuenta los riesgos y oportunidades que presenta la transición baja en carbono y resiliente al clima, sino también financiar activamente a través de productos y servicios sostenibles innovadores para ayudar a todas las empresas a realinear sus modelos de negocio hacia el cero neto. En este sentido, la COP es la plataforma que actúa como catalizadora, buscando impulsar la transición y dar lugar a la acción, y esperamos que el sector financiero juegue un rol significativo y que nuestros Miembros de UNEP FI se involucren en las respectivas Alianzas Financieras Net Zero.

¿Cuál es el papel que puede jugar el sector financiero en la creación de resiliencia y combate al Cambio Climático?

El sector financiero tiene un rol crucial en la lucha contra el cambio climático, a través del financiamiento de la mitigación y la adaptación. Por otra parte, el cambio climático podría tener profundas implicancias para la estabilidad financiera y la economía.

Desde UNEP FI, venimos promoviendo a la industria financiera (bancos, inversionistas y aseguradores) desde 1992 que integren los criterios Ambientales, Sociales y de Gobierno Corporativo (ASG), para que mitiguen los riesgos, cumplan con su deber fiduciario, aprovechen las oportunidades a través de la oferta de productos y servicios sostenibles, movilizando así financiamiento para una economía sostenible. Por citar un ejemplo de la magnitud de la necesidad de inversión en materia de cambio climático, es necesario que los países desarrollados a través de sus gobiernos, sector privado, instituciones financieras, entre otros actores, movilicen alrededor de 300 mil millones de USD al 2030 para los países en desarrollo. Este objetivo no se está cumpliendo ni tan siquiera en un tercio[1]. Otro ejemplo es que al 2030 se necesita una inversión significativa en infraestructura sostenible (energías renovables, eficiencia energética, gestión de residuos, etc.) de alrededor de USD 90 billones de USD, y será importante movilizar capital público y privado para activos de infraestructura sostenible.

A partir de la pandemia de COVID-19, ¿siguen siendo los mismos desafíos de financiamiento? ¿La pandemia desplazó estos temas?

Antes de la pandemia, se estimaba que sería necesario financiamiento público y sobre todo privado de entre 5 y 7 billones de USD/año para la consecución de los ODS, entre los cuales se encuentra el ODS de Cambio Climático y otros relacionados. La pandemia lamentablemente nos puede atrasar años, incluso décadas[2] y por ende, el financiamiento requerido será aún mayor.

Ya antes de la pandemia los inversores daban cada vez más relevancia a las buenas prácticas ASG, y desde que empezó el COVID 19 hasta ahora, ha habido un incremento del número inversiones e inversionistas en el mercado financiero internacional interesados en empresas que tienen un alto desempeño en su estrategia de sostenibilidad porque demuestran una mayor capacidad de mitigación de riesgo, robustez y resiliencia ante la volatilidad del mercado actual. Con esto podemos ver que este tipo de inversiones no solo es un buen negocio, sino que es bueno para el medioambiente y la sociedad.

Con el COVID, hay una tendencia a afianzarse muy fuertemente en los mercados financieros, y es la consolidación en la S dentro de la ASG. Hasta ahora, el mayor cúmulo de inversiones catalogadas como sostenibles tenían el foco en el ambiente, con impacto positivo. Sin embargo, desde el COVID, vemos un afianzamiento de las inversiones más enfocadas en cuestiones sociales. Es decir, vemos que las compañías tienen buenos criterios sobre cómo tratan a los empleados, a las comunidades, cadenas de valor, etc. y también vemos una tendencia al alza en inversiones en salud (atención primaria, investigación, epidemiología, vacunas, entre otros).

De hecho, la emisión de bonos sociales y sostenibles se disparó un 250% para combatir la pandemia en todo el planeta en el 2020.

En la última década, incluso tras el comienzo de la pandemia COVID 19, se ha dado un aumento en la emisión de Bonos Verdes. Hemos pasado de 2,6 mil millones de USD en 2012 a 350 mil millones de USD en 2020.  Climate Bonds Initiative (CBI) estima que para 2021 esta cifra aumentará a más de 400 mil millones de USD. La industria financiera es consciente de las implicancias del cambio climático en los riesgos financieros y las inversiones sostenibles mundiales van en aumento.

¿En qué consiste el Finance Coalition Coordination Mechanism (FCCM)? A nivel regional, ¿qué actores están involucrados? 

El Mecanismo de Coordinación de la Coalición Financiera de la COP26 (FCCM) garantiza que las coaliciones financieras y las ONG se alineen con los objetivos de la COP26 y que toda la comunidad global involucrada en la movilización de instituciones financieras para la acción climática esté mejor coordinada y "remando en la misma dirección" para la COP26.

El FCCM consta de equipos interorganizacionales enfocados en jurisdicciones específicas. Además de las coaliciones y ONG mundiales y regionales, están los grupos de trabajo a nivel país que incluyen una variedad de organizaciones nacionales que trabajan con instituciones financieras sobre el cambio climático. Cada grupo de trabajo nacional de FCCM ha desarrollado y está creando una estrategia para la movilización del sector financiero en su jurisdicción.

El FCCM incluye instituciones como UNEP FI, los Principios de Inversión Responsable (PRI), WWF a nivel internacional y varias oficinas país, EuroSIF, CDP, Ceres, E3G, el Grupo de Inversores Institucionales sobre Cambio Climático (IIGCC), entre muchos otros.

Una fuerte coordinación fortalecerá el alcance y alentará a más instituciones financieras a alinear sus negocios con la trayectoria de emisiones netas cero, a través de diversas iniciativas.

A nivel de América Latina, los actores involucrados son UNEP FI, PRI, CDP, WWF internacional, WWF Chile, entre otros.

Recientemente se anunció The Glasgow Financial Alliance for Net Zero ¿Cómo es el trabajo conjunto? ¿Cuál es su rol?

Mark Carney, ex Gobernador del Banco de Inglaterra y Enviado Especial de la ONU para la Acción Climática y las Finanzas, junto con la Presidencia de la COP26 del Reino Unido y la campaña UN Race to Net Zero, lanzaron en abril de 2021 una alianza de coordinación que reúne las iniciativas de financiación cero netas existentes y nuevas en un foro estratégico sectorial: La Alianza Financiera de Glasgow para Net Zero (GFANZ). Esta reciente alianza actúa como el mecanismo de coordinación estratégica global neta cero para todo el sector financiero. Para cumplir el Acuerdo de París y lograr el cero neto global, todo el sistema financiero debe realizar la transición de sus actividades para 2050 a más tardar.

De cara a la cumbre climática COP 26 de la ONU en Glasgow, su objetivo es ampliar, profundizar y elevar la ambición del sector financiero para lograr el Acuerdo de París. Busca que el sector financiero se comprometa a alinear las emisiones operativas y atribuibles de sus carteras con las rutas hacia el cero neto al 2050 o antes, incluido el establecimiento de objetivos intermedios al 2030 utilizando pautas sólidas y basadas en la ciencia.

UNEP FI tiene el rol de convocar a las 3 siguientes alianzas del GFANZ: 1) La nueva “Alianza de Banca Net Zero”, con 55 bancos de 28 países (con activos de US $ 37 billones, representando casi un cuarto de los activos bancarios globales) y de los cuales 8 son de América Latina (Bradesco, Produbanco, Banorte, Promérica, Bancolombia, Banpro Grupo Promérica, Coopeservidores y Republic Financial Holdings); 2) la “Alianza de Propietarios de Activos Net Zero”, cuyos 48 miembros, con más de $ 7 billones de activos, están demostrando ambición al establecer objetivos alineados con la ciencia al 2025 y alineando sus carteras a un escenario de 1,5°C abordando el Artículo 2.1c del Acuerdo de París; y 3) 8 aseguradoras líderes en el mundo que han establecido la “Alianza de Seguros Net Zero”.  

¿Qué acciones están realizando desde UNEP FI de cara a la COP26? ¿Podrías darnos detalles de lo que se espera lograr con el trabajo de alianzas en la Carrera hacia el Cero Neto (Net Zero Banking Alliance y Net Zero Insurance Alliance)?

UNEP FI coordina quincenalmente con la Secretaría de la COP 26 y las organizaciones asociadas en la FCCM, compartiendo las últimas noticias sobre desarrollos en iniciativas relacionadas con el clima en todo el sector financiero, alineando la estrategia de divulgación y compartiendo información sobre eventos clave en el período previo a la COP 26 y de posterior a la misma Cumbre.

La COP 26 no solo brindará una mayor visibilidad a las instituciones que se unan a estas iniciativas, sino que también impulsará la adopción de compromisos netos cero, y promoverá una mayor ambición de las instituciones financieras en la evaluación y divulgación de riesgos climáticos, que UNEP FI ha estado a la vanguardia en liderar desde nuestro primer piloto de recomendaciones del TCFD para bancos en 2017 hasta posteriores pilotos y estudios como el de “Cómo los bancos de América Latina y el Caribe incorporan el cambio en su gestión de riesgos”. En la COP 26 también se abordará la brecha de financiamiento para la adaptación climática.

Tras la COP 26, estamos organizado desde UNEP FI, en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Sustainability Academy de Ecobusiness.Fund, el Centro de Finanzas Sostenibles y Responsables de España (FINRESP) y los Principios de Inversión Responsable (PRI), una Serie de Webinars sobre “Las Alianzas Financieras de UNEP FI en la Carrera hacia Cero Emisiones Netas”. Cuentan con la colaboración de ComunicarSe, entre otras instituciones.

¿Qué recomendaciones y criterios se ofrecen para que el sector financiero genere compromisos Net Zero creíbles?

Alcanzar los objetivos acordados en el Acuerdo de París para limitar la temperatura global muy por debajo de 2 °C desde los niveles preindustriales y luchar por 1,5 °C requerirá acciones ambiciosas de todas las ramas de la economía: junto con los compromisos políticos gubernamentales y acciones corporativas, las instituciones financieras deberán ajustar sus modelos de negocio a corto y largo plazo y desarrollar estrategias realistas respaldadas mediante objetivos y planes de acción sólidos y basados ​​en la ciencia.

La ventana de acción es pequeña. Para lograr los objetivos del Acuerdo de París, las emisiones ahora deben reducirse a la mitad cada década.

La Alianza de Propietarios de Activos Net Zero ha creado una Guía que incluye una Tabla de comparación sobre el Financiamiento de Objetivos Basados en la Ciencia, es decir, parámetros científicos para el establecimiento de metas y apoyo en la metodología.

El rol del sector bancario a la hora de abordar este desafío es clave. Los bancos necesitarán apoyar la transición a una economía neta cero a través de sus decisiones de préstamos y financiación y facilitando la transición de sus clientes.

Con este fin, el Grupo del Compromiso Colectivo para la Acción Climática (CCCA, por sus siglas en inglés) de UNEP FI con 38 Signatarios ha desarrollado unas Directrices para el establecimiento de objetivos climáticos, que describen principios clave para sustentar el establecimiento de un entorno creíble, metas sólidas, impactantes y ambiciosas acordes con la consecución de los objetivos del Acuerdo de París. En esta línea, este año salieron publicadas las Guías para el establecimiento de objetivos climáticos para bancos.

Para los signatarios de la CCCA, la implementación, el monitoreo y el reporte o presentación de informes en función de estas directrices encajan en los procesos de gobernanza de los Principios de Banca Responsable (PRB) de UNEP FI.

Añadir nuevo comentario