La oportunidad de regular el mercado de carbono

12.11.2021 | COP26

En una entrevista, Andrea Alvares, vicepresidenta de Marca, Innovación, Internacionalización y Sustentabilidad de Natura, presenta una síntesis del documento de posicionamiento presentado por Natura en el marco de la COP26.


¿Podrías describir el documento de posicionamiento de Natura en la COP26? ¿Qué se busca con este documento?

“En el marco del inicio de la COP26, Natura presentó un posicionamiento para impulsar un acuerdo global para la descarbonización de la economía. Nuestra intención era impulsar cinco pilares estratégicos a defender durante las negociaciones: cero emisiones netas para 2050; mercado de carbono con inclusión social; bioeconomía basada en soluciones de la naturaleza; deforestación cero en la Amazonia y justicia climática. Principalmente, la regulación del mercado de carbono es una manera de asegurar la integridad climática, pero también la justicia social. Creemos que la COP26  es la oportunidad de regular el mercado de carbono con inclusión social. El mecanismo puede asegurar el pago de servicios ambientales a través de una regulación de mercados de carbono que efectivamente llegue a las comunidades que viven y protegen la amazonía. Un mercado transparente y regulado, que asegure la justicia social va a necesitar de fondos para asegurar el mantenimiento y reforestación de bosques y la protección de las comunidades que viven en ellos.

El segundo punto es la protección de la Amazonía. Hicimos un llamado público para que terminemos con la deforestación hasta 2025. Nos alegramos con los anuncios de la semana pasada en la COP26 y los compromisos de más de 100 países, entre ellos Brasil, que firmaron una Declaración para poner fin a la deforestación hasta 2030. Para nosotros fue una buena noticia pero creemos que tenemos que ser más ambiciosos porque 2030 es muy lejos, necesitamos actuar hoy. La Amazonía de América Latina hoy está siendo depredada y en lugar de ser una reserva de carbono está emitiendo más de lo que captura. Queremos elevar el tema de la discusión de la Amazonía como algo tan importante como otras alternativas de descarbonización, por ejemplo las nuevas energías. Hoy los bosques son la tecnología más eficiente que tenemos en la búsqueda por la integridad climática.

En tercer lugar, el posicionamiento de Natura busca enviar un mensaje sobre la agenda de derechos humanos, de transparencia en las cadenas, y de trazabilidad de las cadenas. Natura tiene compromisos públicos de asegurar que nuestras cadenas de suministro son eficientes en materia climática y queremos también elevar esa discusión para que otras empresas se sumen. Necesitamos políticas públicas claras que aceleren la descarbonización y la COP26 es clave para lograr esto.

El desempeño climático de las cadenas de suministro fue un asunto clave en la COP26, sobre todo con los desafíos de medir las emisiones de alcance 3, ¿cómo aborda natura estos desafíos?

“Con tecnología, y con el compromiso de involucrar a todos los proveedores de la cadena en esa agenda, no hay otra manera de hacerlo. Natura utiliza tecnología de rastreabilidad, entre ellas el ‘blocktain’ es una de las opciones pero no necesariamente la única, existe tecnología para mapear con satélites, Inteligencia artificial, entre otras. Ahora lo que hay que hacer es transformar esos datos en información accionable, en la cual la empresa pueda usar para su gestión.

Otro aspecto clave es diseñar procesos que aseguren la trazabilidad de la cadena y avanzar con certificaciones. Finalmente, es clave la concientización de nuestros proveedores para que también aceleren el paso en esta carrera climática. Creo que hemos avanzado en la comprensión en el sector privado de que no es posible medir el éxito de las empresas  mirando solo los resultados financieros. Las externalidades negativas ambientales y sociales deben ser consideradas en los balances. Esta es la nueva manera con la cual manejamos nuestros negocios y también estimulamos lo mismo en nuestras cadenas.

Hablando también de  esta tecnología de rastreo, también lanzaron esta semana una nueva plataforma para medir la deforestación, ¿Cuál fue la necesidad de generar ese tipo de plataformas y cómo les va a ser útil para la gestión de Natura?

“Natura está en la Amazonía hace más de 20 años y hemos sido capaces de ayudar en la preservación de dos millones de hectáreas de bosques. Hemos visto  muy de cerca el poder que modelos alternativos económicos pueden crear, en términos de no solo protección ambiental, sino también social y económica de las poblaciones. Por otro lado, nos enfrentamos al desafío de la deforestación ilegal en Brasil que alcanza el 98% de la deforestación. Un gran desafío es el escepticismo con relación a las informaciones que están disponibles sobre deforestación. Entonces, Natura -junto con Mapbiomas, InfoAmazonia y Hacklab- diseñó la plataforma PlenaMata, que monitorea la deforestación en la Amazonía en tiempo real. Proporciona un contador que muestra en tiempo real qué está pasando en términos de cantidad de hectáreas deforestadas. Nos permite sensibilizar a la población en general y a los actores gubernamentales. Y para nuestra gestión interna será usado como un indicador de gestión. Nuestro compromiso público es terminar la deforestación hasta 2025 y para ello monitoreamos mensualmente ese indicador.

Y sobre el otro lado de la cadena de valor, ¿cómo trabajan con la cadena de recicladores en América Latina?

“Nuestro sueño y ambición es conseguir organizar la cadena de residuos, lo mismo que hemos sido capaces de hacer con las comunidades amazónicas, que es crear un modelo distributivo, que promueve el desarrollo económico y social. Entonces estamos trabajando también con Startups en distintos países porque el tema de los residuos y de la logística reversa depende de las condiciones locales y sus capacidades administrativas y organizativas. Apoyamos a los y las recicladoras organizando las cadenas para que puedan profesionalizarse y que puedan tener acceso a lo que llamamos el ingreso digno.

Se trata de un trabajo colectivo en línea con legislaciones o anticipándonos a las legislaciones porque en Latinoamérica muchos de los países están muy avanzados, como Chile por ejemplo, pero otros requieren todavía marcos legales. Estamos queriendo ser proactivos y apoyar la agenda pública para que avance.

Natura también anunció una asociación para la descarbonización en 2030 con otras empresas de la industria como L'oreal, Unilever, ¿cómo evalúan las alianzas con competidores?

“Es importante unirnos, la descarbonización es un tema precompetitivo, es un tema de entender hacia dónde va el mundo y sumar esfuerzos. Entonces siempre que hay  iniciativas a las cuales creemos que hay que sumarnos, porque apuntan en la dirección correcta, lo hemos hecho. Se trata de una ambición grande porque hablamos de metas de descarbonización 2030, mientras el pedido es para el año 2050. Creemos que si se posterga a 2050 tal vez no se tomen las acciones que son necesarias para avanzar hoy. A mediados de siglo es un tiempo muy largo, necesitamos actuar ahora por el sentido de urgencia que pide la ciencia. Tenemos poco tiempo y la próxima década es clave, y ponernos la presión de hacer algo hasta esa fecha a nosotros nos parece adecuado y correcto y responsable”.

Añadir nuevo comentario