Sobre este contenido

“Queremos ayudar a las empresas a maximizar su impacto positivo y disminuir el negativo”

08.03.2018 | Negocios Inclusivos y Sociales

Amanda Feldman es directora del equipo Bridges Impact +, centrado en el Proyecto de Gestión de Impacto (Impact Management Project). Se especializa en innovación de impacto y en la estrategia de inversión con gerentes de fondos, corporaciones, legisladores y empresarios. En dialogo con ComunicaRSE, nos cuenta sobre su trabajo y la importancia de la gestión del impacto para los inversionistas.


En el marco de la conferencia, “Finanzas con impacto social y ambiental”, organizada por el Espacio de Negocios Inclusivos de la Universidad Torcuato Di Tella, Amanda Feldman presentó el Impact Management Project, una herramienta colaborativa.

“Todas las empresas e inversiones afectan a las personas y al planeta, ya sea positiva o negativamente. La gestión de impacto es un proceso continuo para descubrir qué efectos son materiales y luego tratar de reducir lo negativo y aumentar lo positivo”, comenzó explicando la expositora.

Para conocer el impacto y hacer una definición para todos, más de 1000 profesionales, de diferentes disciplinas acordaron fundamentos en común sobre la forma en que se habla, mide y gestiona el impacto. Así nació el Impact Management Project (Proyecto de Gestión de Impacto), un esfuerzo colaborativo, facilitado por el Bridges Fund Management, un administrador de fondos privados especializado en temas sociales y ambientales.

Este esfuerzo, conformado por múltiples grupos de interés, ha sido habilitado por un consorcio de financiadores conscientes, que abarcan distintos contextos: desde inversionistas, pasando por filántropos, entes gubernamentales hasta corporaciones multinacionales.

“Los diferentes sectores no sabían cómo determinar su impacto, no se podía comparar entre sectores, no había expectativas compartidas, por lo que se buscó definir consensuadamente qué es el impacto. El Impact Managament Project es un acuerdo entre muchas personas, del mundo para el mundo”.

Con respecto al proyecto, Feldman expresó que: “Empezamos pensando qué es el impacto, desde lo que cada uno experimenta y los cambios que produce. Quisimos entender qué le importa a la gente cuando hablamos de impacto. Comprender la experiencia de las personas y del planeta”. Asimismo, se vincula con las intenciones y la motivación. “Nos permite conocer que motiva a los actores, y las intenciones permiten establecer objetivos,  financieros y de impacto”.

Pero ¿Qué implica el impacto y cómo se llegó a una consonancia? A través de focus groups y del trabajo con cientos de organizaciones de diferentes países y disciplinas, tales como Sistema B, Oxfamn, The Aspen Network of Development Entrepreneurs, entre otras, se ha acordado una comprensión y definición del impacto y se establecieron cinco dimensiones del mismo: Qué, Cuánto, Quién, Contribución y Riesgo.

“Queremos saber qué está pasando, a quién, qué tan significativo es el efecto, cuál es su contribución si no hubiera pasado y cuál es el riesgo si ese impacto no es el esperado”, indica Feldman.

El qué, el quién y el cuánto se analizan de manera conjunta. En la primera dimensión, se analiza el resultado, positivo o negativo, que provoca el efecto y si es importante para las personas o el planeta que experimentan dicho resultado, es decir el quién, y en el cuánto, se intenta comprender cuán importante es un efecto en un periodo de tiempo dado. ¿Cuán profundo es?, ¿para cuántas personas ocurre?, ¿cuánto dura? Y ¿qué tan rápido ocurre?.

Mientras que la contribución, apunta a comprender cómo el efecto se compara y realiza una contribución a lo que tiene probabilidades de ocurrir por sí solo. Esta información permite garantizar que los efectos aportados sean mejores que lo que habría ocurrido por sí solo.

En la última dimensión, se intenta comprender qué factores de riesgo son significativos y cuánta probabilidad hay de que el resultado difiera de la expectativa.

“A través de estas dimensiones, apuntamos a que se puedan comparar el desempeño de los programas, para que los inversores puedan decidir y elegir en bases a sus expectativas el programa más significativo. El objetivo es tener toda la información disponible”, remarca Amanda Feldman.

Una vez que tiene este conocimiento, los inversionistas pueden contribuir de cuatro maneras: la primera, es indicando que el impacto importa, es decir, si decide o no invertir o favorecer ciertas inversiones; la segunda manera es involucrarse activamente, en este caso se refiere a usar su experiencia y redes para mejorar el desempeño ambiental y social de los negocios;  la siguiente manera es desarrollando mercado de capitales nuevos o desabastecidos, participando en oportunidades nuevas o desapercibidas previamente que ofrecen un retorno financiero y de impacto atractivo. La última instancia es proporcionar capital flexible: reconocer que ciertos tipos de negocios requerirán la aceptación de un riesgo desproporcionado en cuanto al retorno financiero con el fin de generar ciertas clases de impacto.  En esta categoría se puede incluir programas filantrópicos o programas de gobierno.

Asimismo, destacó que con esta herramienta varios fondos de inversiones comenzaron a reconocer el impacto negativo de muchas empresas en las que invierten. “El objetivo es proporcionar toda la información a los inversionistas y que sea lo más transparente posible”.

“Esta presentación es para que las empresas y los inversionistas usen el Impact Management Project. Todo lo que hemos realizado es para facilitar una conversación sobre los impactos. Comprender cuales métricas necesitamos, preguntarnos qué estamos midiendo, y conocer cuál es la experiencia de las personas impactadas. Queremos que sepan que existe esta herramienta, que la lean, la usen, la compartan”, finalizó la expositora.

 

En una entrevista exclusiva con ComunicaRSE, Feldman detalló el trabajo de Bridges Fund Management y cómo es la situación actual de las finanzas con impacto.

“Es una plataforma de fondos. Maneja un fondo de un billón de dólares en el Reino Unido y en los Estados Unidos. Trabajamos sobre cuatro ejes: salud y bienestar, educación y habilidades, vida sostenible y mercados desatendidos. Pero estamos desarrollando un ecosistema mayor a través del Impact Project Management, que apunta a llegar a todo el mundo”.

¿Cómo han impactado los ODS en la agenda de las finanzas sociales y ambientales?

"Los ODS ayudan, juntan a los inversores en temas sociales y ambientales. Es un buen consenso sobre lo qué importa en el mundo, pero es peligroso si solo se habla de los ODS y queda bien en la comunicación de la empresa. Es necesario hacer más y demostrar cómo se está contribuyendo". 

¿Cuál es el avance de las finanzas con impacto?

"Estamos aprendiendo. El mundo va a cambiar y tenemos que hacer algo, cada empresa y cada inversión tiene un impacto positivo o negativo. Actualmente la mayoría tiene impacto negativo y a las empresas no le interesa darlo a conocer. En este contexto, nuestro trabajo es manejar el impacto de cada organización para que disminuyan el negativo y fomenten el positivo".

¿Cómo observan la situación de América Latina con respecto a las finanzas con impacto?

"En la región se debe trabajar más el tema, no hay mucha inversión de impacto, hay pocos casos y deben multiplicarse. Observamos un interés y muchas oportunidades, pero es difícil, uno de los desafíos es trabajar con gobiernos que cambian rápidamente".

¿Observan que las empresas lo han incorporado como parte de desarrollo estratégico o por una mayor presión de los inversionistas?

“Lo observamos en ambos aspectos. Las empresas necesitan incorporarlo porque está en juego su futuro, y también hay presión de los inversionistas, que deben y pueden hacer más para gestionar su impacto. Ellos están analizando que pueden hacer como inversionistas y las empresas tienen que pensar y saber que pueden mejorar”.

“Queremos hacer mucho más con este proyecto, es un acuerdo público, del mundo para el mundo, estamos compartiendo lo que aprendimos”.

El Impact Management Project se encuentra disponible en español en: http://www.impactmanagementproject.com/es/inicio/

Añadir nuevo comentario