COP24

ComunicaRSE estará presente en las negociaciones climáticas en Polonia

27.11.2018 | Cambio Climatico

La periodista de ComunicaRSE, María Julia Arana, ha sido becada por la organización internacional Climate Tracker para cubrir la 24ª Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP24), que se realizará en Katowice, Polonia, y que definirá las “Reglas de juego” definitivas del Acuerdo de París.


Del 3 al 14 de diciembre se realizará una nueva conferencia de negociación climática con el ambicioso objetivo de aprobar el “reglamento” o “Rule Book” que hará plenamente operativo el Acuerdo de París de 2015 para luchar contra el Cambio Climático.

Se trata de un documento clave que establecerá las reglas y el programa de trabajo a partir del cual se implementará el acuerdo parisino, y que incluye dos elementos clave: la transparencia y el financiamiento. En esta segunda materia, el avance mundial viene a paso lento. El Comité Permanente de Financiamiento Climático dio a conocer su evaluación de este año que indica un tímido un aumento del 17 por ciento de los flujos de dinero para luchar contra el cambio climático en el último periodo analizado.  Otro de los mayores retos de la próxima Cumbre en Polonia será lograr acuerdos respecto al sistema de transparencia que se pretende implantar,  mucho más ambicioso que el anterior, para poder comparar los esfuerzos que están haciendo los distintos países para alcanzar los objetivos climáticos.

“París marcó los objetivos pero los instrumentos para alcanzarlos se pondrán en marcha en Katowice”, indicó el Comisario europeo de Energía y Acción por el Clima, Miguel Arias Cañete.

El rol del anfitrión para el éxito de la COP24

Esta es la tercera vez que Polonia acoge una Cumbre del Clima: la COP14 se celebró en Poznan (2008) y la COP19 en Varsovia (2013). Su nuevo rol de anfitrión genera muchas dudas sobre los logros que se puedan alcanzar, sobre todo porque Polonia es un país altamente dependiente del carbón y no ha mostrado antecedentes ambiciosos en materia climática. 

Para el diputado Juan Carlos Villalonga son bajas las expectativas de un rol protagónico de Polonia. “No vamos a encontrar una COP con grandes debates o posicionamientos. Será una COP de la especulación. Polonia es un anfitrión con poca impronta y con mucha influencia del carbón”, indicó a ComunicaRSE.

Enrique Maurtua Konstantinidis, Director de Cambio Climático en Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), coincide en que los polacos no están mostrando mucho impulso y que la influencia de los sindicatos del carbón pueden hacer peligrar los acuerdos.

“Polonia no es un país conocido por ser ambicioso en materia de cambio climático. En ediciones anteriores de la COP en Polonia, los sindicatos del carbón organizaron una cumbre paralela sobre carbón con el fin de liquidar las negociaciones. Lo que nos hace esperar reacciones similares en esta edición en Katowice”, aseguró a nuestro medio.

Además, Maurtua Konstantinidis indica que los anfitriones se han propuesto aprobar tres (3) declaraciones en paralelo- vinculadas al transporte eléctrico, la gestión de bosques y a la transición justa- colaborando con desviar la atención de la aprobación del reglamento del acuerdo parisino.

Pese a esto, las autoridades de Katowice indican que desde hace 20 años que se viene trabajando para borrar la imagen industrial de la ciudad a partir del cierre de minas y logrando volverla una ciudad para los negocios, para el turismo y para la cultura. Tanto que la UNESCO la incluyó en la lista de ciudades para la creación musical.

En los años 90, el 80 % de las necesidades energéticas de Katowice provenían del carbón. Hoy en día representa un poco más del tercio, de manera que está  en plena transición energética.

Katowice hace 20 años:

kato hace 20 años

Katowice hoy:

kato ahora

Por otro lado, el embajador itinerante de Polonia para la COP24, Artur Lorkowski, empezó la semana con visitas a Nicaragua y México para promover el debate y la reflexión alrededor de las negociaciones climáticas en la región.

Las posiciones de actores clave: EE.UU., China y la Unión Europea

A principios de mes, la Unión Europea y China anunciaron nuevas alianzas de cara a la COP24. El  comisario europeo de Energía y Acción por el Clima, Miguel Arias Cañete, se reunió en Pekín con el ministro chino de Medioambiente, Li Ganjie, y el representante especial chino para el cambio climático, Xie Zhenhua, con quienes abordó posibles alianzas para lograr un consenso en la cumbre, tanto en materia de transparencia como de financiación y adaptación.

Durante los encuentros en Pekín, Cañete también abordó con la parte china la implementación de los compromisos alcanzados en junio en Bruselas, donde China, la UE y Canadá reafirmaron su "acción triangular" para hacer cumplir el Acuerdo contra el cambio climático. La cooperación en esta materia entre ambos bloques se intensificó tras el anuncio de Donald Trump de retirar del  Acuerdo a Estados Unidos, aunque no puede proceder a su salida hasta noviembre de 2020 y sigue formando parte de las negociaciones.

Francia y Alemania inician la COP con problemas de política interna y no muestran la solidez de años anteriores, por lo que se asume que irán a la COP24 con pocas demandas.
Finalmente, en América Latina, surge un nuevo fantasma con la figura del recién electo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien se ha mostrado muy cercano a los lobbies de la minería y la agricultura.. En el inicio de su campaña, amenazó con retirar a Brasil del Acuerdo de París, pero luego dio marcha atrás por las protestas que se produjeron en su país y el repudio que obtuvo en el extranjero.

Argentina frente a las negociaciones climáticas

Por su parte Argentina, ha cambiado su posición desde 2015 al abandonar el grupo de negociación “de intereses afines” conocido como “Like Minded Group” formado por países como Venezuela, Bolivia, Ecuador, India, China y  Arabia Saudita. Desde la COP pasada Argentina forma parte de un grupo nuevo creado junto a Brasil y Uruguay que se caracteriza por intereses comunes en temas de agricultura, transparencia y financiamiento. Por lo que la postura que tome Brasil será clave para las negociaciones de la Argentina.

“Argentina desde 2015 tiene muchas cosas buenas para aportar y sus posiciones son positivas, no es un país que obstruye. Junto a Uruguay y Brasil, creen que la negociación debe avanzar, quieren pasos concretos, más acción”, finalizó Enrique Maurtua Konstantinidis.  

Añadir nuevo comentario