La sustentabilidad de Dow condicionada por los combustibles fósiles

11.02.2020 | Cambio Climático

Luego de su fusión con Dupont, Dow inició una cruzada para posicionarse en la nueva economía circular y prometió productos 100% reciclables. Sin embargo, su dependencia de los combustibles fósiles y el foco en el reciclaje le pone limites a la legitimidad de su estrategia.


Dow quiere desempeñar un papel de liderazgo en la formación de una nueva alianza de empresas globales cuyo fin es avanzar en soluciones para la eliminación de los residuos plásticos en el medio ambiente, especialmente en el océano.

Por caso, Dow es miembro fundador de Alliance to End Plastic Waste (AEPW), una organización que ya lleva activa más de un año y que se comprometió a aportar más de 1.000 millones de dólares con el objetivo de recaudar hasta 1.500 millones en los próximos cinco años, para desarrollar y promocionar soluciones de gestión de residuos que promuevan un posterior uso del plástico.

"Mantener el entorno libre de residuos es importante para el futuro de Dow y de nuestra industria, pero lo más relevante es que es fundamental para el futuro de nuestro planeta", explicó Jim Fitterling, Chief Executive Officer (CEO) de Dow. "Esta iniciativa reúne a empresas, gobiernos, ONG y consumidores para acelerar los esfuerzos por impulsar la innovación, proporcionar recursos muy necesarios y tomar medidas decisivas para poner fin a los residuos plásticos en el medio ambiente”.

Sin embargo, la propuesta y el real alcance de la iniciativa AEPW, fue puesta en duda por Graham Forbes, líder del proyecto global de plásticos de Greenpeace: “No hay que confundirse, ya que este anuncio se acerca más a un intento desesperado de parte de estas compañías, que por lo demás son grandes contribuyentes a los efectos del cambio climático, por mantener las cosas como están en materia de producción de plásticos y no un paso significativo en su reducción efectiva. Poner atención en el reciclaje del plástico que generan no es la solución al enorme problema del que ellas mismas son responsables. De hecho, el plástico es uno de los principales salvavidas de estas multinacionales y por eso el interés que tienen en preservarlo en el tiempo más que comprometerse en su eliminación”.

De acuerdo con Greenpeace, la debilidad de este tipo de anuncios se basa en que apenas el 9% de los plásticos generados en el planeta son reciclados, por lo que las empresas prefieren centrarse en la palabra reciclaje, lo que les permite mantener el negocio y no en planes efectivos de disminución y eliminación.

“Por supuesto que este anuncio ayudará a mantener algunos plásticos fuera de los océanos, pero lo verdaderamente diferenciador sería que estas compañías anunciaran una disminución drástica y contundente en su producción de plástico. Es importante que las empresas decidan de qué lado estarán: conservando el planeta y lejos del plástico o más cerca de compañías relacionadas a los combustibles fósiles que cada vez se vuelven más irrelevantes”, dice Graham Forbes.

La ONG belga  Recycling Netwerk detectó inconsistencias entre los compromisos de inversión en reciclaje de los miembros de la alianza y sus planes de expansión de nuevas plantas productoras de plásticos alrededor del mundo. 

“Cuando se trata de alejarse de los combustibles fósiles, ya sea usando gas natural para producir electricidad o el uso de los petroquímicos como base de sus productos plásticos, el CEO de Dow revela planes menos ambiciosos”, concluye la analista Katie Fehrenbacher.

En respuesta a a una pregunta que le hicieron en un foro de sustentabilidad en EEUU sobre cómo la compañía  piensa disminuir el uso de combustibles fósiles, el CEO Jim Fitterling dijo:

“Creo que estaremos en ese espacio de los combustibles fósiles durante mucho tiempo, pero eso no significa que no podamos llegar a ser carbono neutrales".

Fitterling agregó que los plásticos a base a soluciones biológicas como el derivado de las plantas "chocan con algunos problemas reales de sustentabilidad relacionados con el uso de la tierra y el impacto en el medio ambiente”.

Sobre el uso intensivo de gas natural el ejecutivo  argumentó que hoy para una industria intensiva en energía, no hay una mejor solución."La energía eólica y solar no nos permitirán operar y proporcionar lo que el mundo necesita, por lo que obstaculizará el crecimiento económico”, concluyó.

La visión de Dow pareciera ir a contracorriente de anuncios como los de fondos de inversión como Blackrock o bancos como Barclays que anuncian que van a dejar de invertir en combustibles fósiles en el corto plazo. 

Añadir nuevo comentario