“Las empresas son grandes aliados para lograr la integración de los refugiados”

22.06.2021 | DDHH

Con motivo del “Día Mundial Del Refugiado”, que se se celebra el 20 de junio, entrevistamos a Mariana Gemignani, Directora de Fundraising de Fundación ACNUR Argentina. La inauguración de la Unidad Private Partnerships and Philantropy, y el rol que puede jugar el sector privado, son algunos de los temas abordados.


En 2021 la Fundación ACNUR Argentina inauguró la Unidad Private Partnerships and Philantropy, fundamental para generar alianzas con el sector privado y trabajar de manera conjunta en esta crisis global.

Desde hace 70 años el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), brinda asistencia para aquellas personas que, de manera obligada, debieron huir o desplazarse. Así, como parte de su trabajo brindan protección legal y física y asistencia humanitaria, colaborando con servicios básicos como agua, saneamiento y alimentos, en diferentes crisis globales.

Actualmente está presente en 135 países. En Argentina, funciona la oficina regional desde 1965 y en 2019, comenzó la operación de la Fundación ACNUR Argentina. En esta oportunidad Mariana Gemignani, Directora de Fundraising de Fundación ACNUR Argentina comparte su trabajo y la importancia de la participación y el aporte del sector privado a la causa.

¿Cómo es la situación de los refugiados hoy en Argentina?

Argentina demuestra una gran apertura a todas las personas que vienen de afuera y a los refugiados. Además, es un país donde la xenofobia no representa un problema, como en otros países. Cabe destacar que estas situaciones de xenofobia están creciendo en el mundo, así como también la problemática de los refugiados.

Con respecto a las cifras oficiales, en el país, viven un total de 3800 refugiados. A nivel mundial, existen más de 80 millones de personas refugiadas y desplazadas. Además, el 40% de ellos son niños y niñas que, en muchos casos, escapan solos. Es la crisis humanitaria más grave de la historia, después de la Segunda Guerra Mundial.

¿Cuáles son las áreas de trabajo de Fundación ACNUR Argentina?

Por un lado, trabajamos para informar acerca de esta crisis, dar a conocer qué está pasando y cuáles son los retos de las personas refugiadas. Por otro lado, tenemos la tarea de desarrollar fondos. La ayuda que brinda ACNUR a los refugiados proviene de donaciones voluntarias. En nuestro caso, desde el área del fundraising tenemos la tarea específica de desarrollar esos fondos en pos de ayudar a estar personas desplazadas y refugiadas.

Asimismo, hay un gran trabajo que se hace después de una emergencia para generar soluciones duraderas y que permitan que estas personas refugiadas puedan volver a construir un futuro mejor, ya sea en el nuevo país o, en algunos casos, retornando a sus países de origen. En este eje, se trabaja en proyectos y programas de integración en las nuevas comunidades.

¿Están contemplados los desplazados climáticos?

Sí, todas las personas obligadas a desplazarse o huir, incluyendo desplazamientos por catástrofes climáticas, está dentro del grupo que protege ACNUR. También se prevé que será una de las corrientes más grandes a la hora de hablar de desplazamientos de personas.

¿Cómo es el trabajo con el sector privado?

Las empresas son grandes aliados. Existen distintas colaboraciones a la causa, a través de acuerdos a largo plazo o con aportes directos cuando ocurre una emergencia. Asimismo, el sector privado colabora difundiendo la problemática.

A nivel global tenemos alianzas muy poderosas con empresas internacionales, como Microsoft, Unilever, Inditex, Banco Itaú y Banco Santander. Estos acuerdos globales marcan el camino y demuestra que en otros lugares ya están avanzados desde hace muchos años.

Por ello, el desafío de comenzar en Argentina es acercarnos a las filiales que están en el país, contarles que existe la oportunidad de sumarse y ayudar a la integración de las personas refugiadas. Así pueden acompañar de distintas formas: por un lado, pueden colaborar en la inclusión socioeconómica de las personas, promoviendo el acceso a oportunidades laborales, realizando programas de capacitación o apoyando a distintos emprendimientos; por otro lado, pueden apoyar a través de la financiación de distintos proyectos o iniciativas de forma directa.

También es clave que puedan ser un portavoz más de la causa. Las empresas tienen la posibilidad de comunicar el tema entre sus ámbitos de influencia, generando mayor visibilización.

Así invitamos a todas las empresas que puedan interiorizarse en lo que hacemos, para trabajar de manera conjunta y pensar proyectos para aminorar los efectos de esta crisis global.

¿Cómo pueden las empresas ayudar a los refugiados y de qué manera se relaciona con los DDHH?

La relación es directa porque esta crisis global nos muestra que hay millones de personas que han tenido que huir a causa de la guerra, la persecución, la violencia generalizada, una emergencia climática o la violación sistemática de los derechos humanos, y que incluso continúan sufriendo de muchas vulneraciones de sus derechos mientras huyen buscando salvaguardar sus vidas.

Como dije antes, el ACNUR trabaja para que las personas puedan integrarse satisfactoriamente en la comunidad, acceder a educación, a salud, promover la inclusión financiera, etc. Y aquí también cumple un rol primordial el sector privado, como la sociedad toda, desde ya.

En 2021, Fundación ACNUR Argentina inauguró la Unidad de PPH: Private Partnerships and Philantropy ¿En qué consiste?

Este segundo año de operación inauguramos la Unidad de PPH, fundamental para el trabajo con el sector privado. Tiene como objetivo generar alianzas con este sector en el marco del trabajo de sensibilización, concientización y desarrollo de fondos.

De esta manera, buscamos concretar alianzas con el sector privado que permitan potenciar principalmente el alcance de nuestros mensajes. En esta línea estamos convocando PYMEs, medianas y grandes empresas para que se sumen y que puedan plasmar su compromiso de apoyar y ayudar, tanto local como globalmente.

¿Qué se celebra el 20 de junio?

Es el “Día Mundial del Refugiados” es un día internacional que designa las Naciones Unidas para honrar a las personas refugiadas.

Así, en Argentina -y en todo el mundo-, estamos en el mes del refugiado y ese día nos permite profundizar en la problemática. Asimismo, el 20 de junio ACNUR publica las nuevas cifras oficiales de desplazados y refugiados a nivel mundial. Es una fecha que representa una ocasión enorme para fomentar la empatía y la comprensión de la sociedad con las personas refugiadas.

¿Qué otras campañas han realizado?

Desde el año pasado llevamos adelante una iniciativa llamada “Poncho Azules” (www.ponchosazules.org), que reconoce el espíritu solidario de los argentinos. El poncho es el símbolo de orgullo nacional y azul se relaciona con la tara de los cascos azules que llevan la ayuda directa al terreno. Es una iniciativa que está todo el año, pero en el marco del “Día del Refugiado” estamos haciendo una campaña más grande de difusión.

Actualmente, más de 220.000 los argentinos se han sumado a la iniciativa, logrando una gran adhesión. También convocamos a empresas y organizaciones a participar.

Durante enero y febrero, tenemos la campaña “Winter”, que hace referencia al invierno de Medio Oriente, recolectando y enviando donaciones a ellos.

En el marco del 8 de marzo, lanzamos “Oportunidades sin Fronteras”, vinculada a lograr iguales oportunidades para las mujeres y niñas refugiadas. Por último, en noviembre hacemos un concierto con los refugiados donde músicos y artistas nacionales tocan con artistas refugiados, como símbolo de integración y al mismo tiempo darle difusión a la problemática. Además, durante todo el año realizamos campañas para poder brindar asistencia en casos de emergencia.

¿Cuáles son los desafíos que encontraron en el país?

Si bien al comienzo uno podía pensar que no había mucho conocimiento respecto de esta crisis humanitaria, observamos una positiva apertura a querer saber y sumarse, tanto de las empresas como de todos los ciudadanos, tanto de manera individual como colectiva.

Añadir nuevo comentario