“Los desafíos en reportes para América Latina vienen por mejorar la medición de los impactos sociales y ambientales”

17.11.2020 | Reporte

Viña Concha y Toro es elegido entre los mejores reportes de sustentabilidad del mundo, en el marco de los Premios globales Hallbars Sustainability Reports Awards. El Reporte de Sustentabilidad 2018 obtuvo el tercer lugar entre los mejores del mundo del sector Alimentos y Bebidas, y el primero en la categoría nacional. Conversamos con Valentina Lira, Subgerente Desarrollo Sustentable de Viña Concha y Toro, para conocer su experiencia en 8 años reportando para la empresa.


¿Cómo se recibió la noticia del premio al reporte? ¿Fue una postulación realizada por la empresa o les llegó de sorpresa?

“Fue una sorpresa la nominación en el premio, porque nosotros no nos postulamos. En una primera instancia, los Hallbars Sustainability Reports Awards eligieron al Reporte de como “Mejor de todas las categorías” de Alimentos y Bebidas a nivel nacional. Esto nos dio la facultad de representar a Chile en la etapa final del concurso y participar en la categoría “The Best in the World” (El Mejor del Mundo).  La sorpresa fue cuando nos contactaron porque habíamos recibido el tercer puesto entre empresas de talla mundial que hace años reportan”.

¿Cuán importante es el reporte de sustentabilidad para una empresa de exportación como Viña Concha y Toro?

“Reportar tiene que ver con un ejercicio de transparencia. Desde un principio, cuando iniciamos en 2011, siempre lo vimos como ejercicio de transparencia y una herramienta de gestión de la compañía. El primer ejercicio de reporte fue interno, es decir no fue público, lo realizamos para determinar si podíamos o no cumplir con  los estándares internacionales del GRI. Ahí pudimos ver que podíamos responder a los estándares, entonces nos animamos a publicar. Desde esta primera edición, tomamos el reporte como una herramienta de gestión, que nos permitía tener una mirada completa de nuestro desempeño y poder compararnos, nos brindaba una trazabilidad de la historia de nuestros avances, nos mostraba dónde mejorar. Nos propusimos garantizar los criterios de balancea de información, es decir, ofrecer una imagen objetiva de nuestro desempeño. No pasa por decir que somos buenos en todo, sino que tenemos desafíos y pudimos ir superándolos con el tiempo. Esto construye confianza y credibilidad con nuestros grupos de interés. Con los años nos fuimos haciendo más ambiciosos, primero solo reportábamos nuestras operaciones en Chile y desde hace 3 años reportamos a nivel global, desde nuestras operaciones en Estados Unidas hasta Argentina”.

¿Cuáles son los desafíos y oportunidades de reportar a nivel global?

“Nos permite tener una mirada global sin resignar lo local. Cuando se aborda el contexto y la materialidad, criterios solicitados por GRI para sus reportes, se incluyen los temas locales y regionales. Todos los años, el proceso inicia con el análisis de materialidad, que nos permite captar las expectativas y necesidades de los grupos de interés en cada país. Los capítulos del reporte y su énfasis dependen de esta materialidad. Finalmente, llevamos adelante procesos de verificación externa, para garantizar el criterio de fiabilidad de GRI, y demostrar que los datos son confiables, ya que han sido revisados por una tercera parte independiente”.

La empresa es la primera del rubro vitivinícola en sumarse a la iniciativa Science Based Targets para comprometerse con la medición de emisiones de CO2, ¿cómo ayudó esta iniciativa a mejorar el reporte en su capítulo sobre lucha contra el Cambio Climático?

“Desde 2018 veníamos trabajando para alinearnos con esta iniciativa. Cuando comenzamos no contaban con una metodología exclusiva para la industria vitivinícola, así que el proceso fue un poco más largo para poder construir los escenarios climáticos.

Como empresa, comenzamos a medir nuestra huella de carbono desde 2007, así que teníamos experiencia de medición y gestión de emisiones. Teníamos una radiografía de nuestro impacto, al conocerlo sabemos si somos capaces o no de mitigar este impacto. Con estos 10 años de experiencia en medición, fuimos capaces de ver cómo avanzar en los compromisos para hacerlos más ambiciosos. La iniciativa Science Based Targets está alineada y conversa con el GRI, así que no fue difícil reportar con ambas metodologías. Así presentamos nuestro primer reporte de progreso como miembros de Science Based Targets, y este reporte conversa con el Reporte de Sustentabilidad. Ahora estamos trabajando para crear instrumentos para mejorar el reporte de la iniciativa.

¿Qué opina de la multiplicación de estándares de reporte ocurrido en los últimos años? ¿Cree que perjudica a los responsables de hacer los reportes?

“Hace 5 años atrás vivimos un momento de explosión de metodologías de reporte, pero con los años hemos visto que algunas iniciativas se han consolidado y hasta han iniciado procesos para alinearse y conversar. Por ejemplo, CDP que dialoga con GRI, al tiempo que dialogan con la COP de Pacto Global, TCFD, entre otras. Creo que hoy día ha mejorado la integración de marcos de reporte. Pero aun así necesitamos responder a las distintas solicitudes de marcos y grupos de interés. Sería mucho más fácil tener un solo marco que integre todo, pero entiendo que el tipo de información requerido por los grupos es distinto.

Nuestro último avance fue en sumar las recomendaciones del Task Force on Climate-related Financial Disclosures (TCFD), y realizar nuestro primer análisis de escenarios climáticos que presentamos en la edición 2019 de nuestro reporte. Se trata de una metodología vinculada con control y gestión de riesgos, entre ellos el riesgo climático. Los inversionistas nos solicitan información directamente y por ello necesitamos abrir la información cada vez más. Además, sabemos que otro inversionistas buscan en la base pública la información sobre nuestra empresa, por ejemplo los inversores miembros de los Principios de Inversión Responsable (PRI) de Naciones Unidas, que buscan indicadores de sustentabilidad”.

¿Cuáles cree que son los principales desafíos de América Latina en materia de reporte de sustentabilidad?

“Los desafíos en reportes para América Latina son muchos y vienen por varios lados, principalmente reportar temas como cambio climático, biodiversidad y gestión de agua son los más desafiantes, y cada vez se demanda más información. Otro gran desafío está en la medición de impacto de las acciones sociales. Cómo medimos los resultados de las acciones de inclusión, equidad y diversidad, por ejemplo. Continuar midiendo es la clave, diseñar mejores indicadores de impactos para las cuestiones sociales.

Añadir nuevo comentario